La Agrupación de Sociedades Laborales de Euskadi, Asle, celebró el pasado 23 de noviembre, la gala de entrega de la XXVII edición del Premio Internacional de Economía Social Txemi Cantera, y que recayó en la empresa austríaca Voestalpine.  Se trata de un gran grupo industrial que abarca a 500 empresas en todo el mundo y que suma más de 50.000 trabajadores. La característica principal es que son los propios trabajadores quienes ostentan el 14,6% del capital, siendo el segundo accionista más importante. La gala de entrega, celebrada en el Hotel Carlton de Bilbao como es tradicional, mantuvo un gran atractivo por el ejemplo de participación expuesto por los representantes de este grupo industrial y su clausura corrió a cargo de la consejera de Trabajo y Justicia del Gobierno vasco, María Jesús San José. Por parte de CONFESAL estuvieron presentes su presidente, Ruperto Iglesias, acompañado por el representante de la Comisión Ejecutiva de la confederación, Miguel González y por el responsable de Comunicación y Relaciones Institucionales, Jose Luis Núñez. Entre las autoridades presentes en el acto estuvieron también el nuevo presidente de ASLE, Kepa Olivares, acompañado por el gerente de la agrupación, Josetxo Hernández, y la diputada general de Empleo de Bizkaia, Teresa Laespada.

La filosofía de la empresa, en un proyecto generado conjuntamente por la empresa y los sindicatos, está basada en la transparencia y en la cooperación. Promueven la participación accionarial en todas las empresas del grupo y son ya más de 26.000 los trabajadores accionistas. Es una empresa que se distingue en Europa y en el mundo por su Responsabilidad Social.