La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, defendió el modelo vasco de inclusión socio laboral para personas con discapacidad, que "se caracteriza por prestar especial atención a todo el recorrido personal y que tiene una de sus referencias más claras" en KL Katealegaia SLL, cuyas instalaciones, ubicadas en la localidad guipuzcoana de Hernani, visitó el miércoles una delegación de los socialistas vascos. Mendia señaló que "dar prioridad a todo el itinerario de inclusión, con especial atención a la orientación y la formación laboral", constituye una "fórmula de éxito" que posibilita "alcanzar niveles de desempleo cercanos al 15%  entre estos colectivos de trabajadores". También informó que, "las empresas, cuyas participaciones son mayoritariamente propiedad de los empleados, consiguen además cuotas de financiación propia muy alta, con ingresos que suponen hasta un 80% del total, como sucede con Katealegaia", ha explicado la dirigente socialista. Entre las autoridades y agentes económicos y sociales presentes se encontraba el gerente de la Asociación de Sociedades Laborales y Participadas de Euskadi, Asle, Josetxo Hernández. KL Katealegaia SLL integra a cerca de 950 personas, un 95% con discapacidad.

Durante esta reunión, los representantes del PSE-EE pudieron conocer la experiencia de esta organización sin ánimo de lucro, que cuenta con una experiencia de un cuarto de siglo en proyectos de inserción de personas con discapacidad en Gipuzkoa. Su objetivo es crear y mantener puestos de trabajo para personas con discapacidad, en riesgo de exclusión sociolaboral, en el sector industrial y, además, favorecer el acceso de los trabajadores al empleo ordinario. Junto a Idoia Mendia, han participado en este encuentro el teniente de diputado general de Gipuzkoa, Denis Itxaso, la responsable del área económica del PSE-EE, Sonia Pérez, el secretario de Organización del PSE-EE de Gipuzkoa, Mikel Durán, y los portavoces socialistas en las Juntas Generales, Susana García Chueca, y en el Ayuntamiento de Hernani, Ricardo Crespo.

Se trata de un centro especial de empleo que está en manos de los trabajadores en un 70%. La Diputación de Gipuzkoa, la Fundación ONCE y Grupo Gureak son el resto de los propietarios.